Atención al cliente

0810 444 2625 >

Turnos

para Servicio Técnico o Entregas >

Tipos y causas de la hipoacusia

Conocer más sobre los tipos y las causas de la hipoacusia lo ayudará a tener confianza para tomar la decisión adecuada para usted o para un ser querido.

Todas las historias de hipoacusia son diferentes. Su hipoacusia puede afectar un oído o los dos, y puede derivar de un problema en el oído interno, medio o externo, o de una combinación de ellos.

Saber de qué tipo se trata y cuál es la causa puede ser fundamental para encontrar la solución correcta.

Tipos de hipoacusia

Hipoacusia neurosensorial

La hipoacusia neurosensorial se produce cuando el oído interno (la cóclea) o el nervio auditivo está dañado o no funciona correctamente. Con la hipoacusia neurosensorial, los sonidos no solo se atenúan, sino que también son difíciles de entender, sobre todo cuando hay ruido.

Las causas comunes incluyen:

  • hipoacusia congénita

  • edad avanzada

  • exposición a ruidos fuertes

  • lesiones en la cabeza

  • genética

  • síndrome de Ménière

  • reacciones adversas a medicamentos

Las opciones de tratamiento incluyen:

Hipoacusia de alta frecuencia

La hipoacusia de alta frecuencia es un tipo de hipoacusia neurosensorial con la que puede ser posible oír algunos sonidos con un tono más bajo, pero no los sonidos de alta frecuencia como el trino de los pájaros.

Las causas comunes incluyen:

  • hipoacusia congénita

  • edad avanzada

  • exposición a ruidos fuertes

  • lesiones en la cabeza

  • genética

  • síndrome de Ménière

  • reacciones adversas a medicamentos

Las opciones de tratamiento incluyen:

Sordera unilateral (SSD)

La hipoacusia neurosensorial puede ocurrir en un oído o en ambos. Si ocurre en un oído, con frecuencia se le llama hipoacusia unilateral o sordera unilateral. Esto es cuando hay poca o nada de audición en un oído, pero audición normal en el otro oído.

Las causas comunes incluyen:

  • infecciones víricas

  • síndrome de Ménière

  • reacciones adversas a medicamentos

  • lesiones en la cabeza o el oído

  • muchas otras razones desconocidas

Las opciones de tratamiento incluyen:

Pérdida de la audición conductiva

La pérdida de la audición conductiva se produce cuando el daño al oído externo u oído medio bloquea las vibraciones de sonido al oído interno, o la cóclea. Con este tipo de hipoacusia, los oídos pueden sentirse tapados y el habla puede sonar atenuada, especialmente si hay mucho ruido de fondo.

Las causas comunes incluyen:

  • malformaciones congénitas como la microtia y atresia

     

  • síndromes, como el síndrome de Down, Goldenhar y Treacher Collins

  • mastoiditis crónica o infecciones en el oído medio

  • crecimiento o quiste cutáneo (colesteatoma)

  • otitis supurativa

  • infecciones crónicas en el oído

  • cirugías anteriores del oído

  • tumores benignos

Las opciones de tratamiento incluyen:

Hipoacusia mixta

La hipoacusia mixta se refiere a una combinación de hipoacusia conductiva y neurosensorial. Esto significa que puede haber daño tanto en el oído externo o medio como en el oído interno.

Las causas comunes incluyen cualquiera de las causas de pérdida de la audición conductiva más cualquiera de las causas de la hipoacusia neurosensorial.

Las opciones de tratamiento incluyen:

Grados de pérdida auditiva

Comprender su grado de pérdida auditiva es fundamental para encontrar el tratamiento adecuado.

Por ejemplo, los audífonos pueden ser adecuados para una persona con hipoacusia leve o moderada, mientras que los implantes auditivos pueden ser mejores para una persona con hipoacusia moderada o profunda.

Observe el audiograma que se presenta a continuación. Verá dónde cae el sonido en las escalas de intensidad y frecuencia para ayudarlo a entender lo que es posible que no pueda oír.

Hipoacusia leve
Es posible que oiga el habla, pero los sonidos suaves son difíciles de escuchar, como un susurro o las consonantes al final de las palabras como «luz» o «mal».

Hipoacusia moderada
Es posible que oiga a otra persona cuando habla a un nivel normal, pero tenga dificultad para entender lo que dice. Es posible que escuche las vocales en una frase, pero no las consonantes. Esto hace que sea prácticamente imposible comprender lo que se dice.

Hipoacusia grave
Es posible que oiga poco o nada cuando una persona habla a un nivel normal, y únicamente algunos sonidos fuertes. Los sonidos muy fuertes, como la bocina de un auto, no le causan sobresalto como lo harían en el caso de una persona con audición normal.

Hipoacusia profunda
No oye el habla en absoluto (solo oye los sonidos muy fuertes) y solo siente las vibraciones de los sonidos más fuertes.