blank
blank

Atención al cliente

0810 444 2625 >

Turnos

para Servicio Técnico o Entregas >

Cuando los audífonos no son suficientes

¿Usa audífonos y sin embargo tiene dificultad para oír? Un implante auditivo podría ser la respuesta.

Es posible que perder la audición le parezca un aspecto edad avanzada inevitable, pero hay maneras de ayudar a mejorar su audición, incluso cuando los audífonos ya no le sirven. Los estudios sugieren que existe una conexión entre la hipoacusia y la soledad, la depresión y la demencia.1,2

Por eso, si cree que sufre de hipoacusia, es importante que tome medidas lo antes posible. Ignorar los signos puede afectar más que solo a su capacidad de oír.

Signos de que los audífonos quizás no lo ayudan lo suficiente

Con los audífonos:

  • ¿Tiene dificultad para escuchar conversaciones, especialmente con ruido de fondo?
  • ¿Les pide a las personas que repitan lo que dijeron?
  • ¿Entiende mal lo que dicen?
  • ¿Tiene problemas para oír por teléfono?
  • ¿Sube más el volumen del televisor de lo que prefieren otras personas en la sala?
  • ¿Le parece que las personas a menudo balbucean cuando hablan?
  • ¿Tiene problemas para escuchar los sonidos de la naturaleza como el trino de los pájaros o la lluvia?
  • ¿Se encuentra diciendo que sí, sonriendo o asintiendo con la cabeza en las conversaciones cuando no está seguro de lo que se ha dicho?
  • ¿Se retira de las conversaciones porque es demasiado difícil oír?
  • ¿Lee los labios para entender lo que dicen las personas?

Si respondió «sí» a alguna de estas preguntas, es posible que un dispositivo auditivo, como un implante coclear o un implante de conducción ósea, sea la respuesta para usted.