Atención al cliente

0810 444 2625 >

Turnos

para Servicio Técnico o Entregas >

Soluciones de conducción ósea

La audición por conducción ósea utiliza la capacidad natural del cuerpo para conducir sonido. Obtenga información sobre cómo puede ayudarlos a usted o a su hijo.

Oiga los sonidos que se está perdiendo

La audición por conducción ósea puede otorgarle una experiencia auditiva más plena al utilizar la capacidad natural del cuerpo para conducir sonido.

¿Qué es la audición por conducción ósea?

Hay dos maneras de oír. La primera es cuando los sonidos viajan hasta el tímpano a través del conducto auditivo. Esta forma de oír se denomina conducción aérea.

La conducción ósea ofrece una segunda manera de oír, cuando las vibraciones de los sonidos viajan a través de los huesos de la cabeza. Estas vibraciones eluden el tímpano y transmiten sonidos directamente a la cóclea, que los transforma en un mensaje para nuestro cerebro.

Ambos tipos de audición funcionan juntos para ayudarnos a escuchar y percibir el sonido.

Cómo funcionan los implantes de conducción ósea

Un sistema de implante de conducción ósea puede eludir las partes dañadas o bloqueadas del oído y enviar vibraciones sonoras directamente al oído interno. Estas vibraciones se convierten en sonidos que el cerebro puede comprender.

Los implantes de conducción ósea funcionan utilizando la capacidad natural del cuerpo para conducir sonido. Están diseñados para proporcionar una experiencia auditiva más plena a las personas con hipoacusia unilateral, pérdida de la audición conductiva o hipoacusia mixta.

El sistema de conducción ósea tiene tres partes:

  • un pequeño implante de titanio que se coloca quirúrgicamente en el hueso detrás del oído;
  • un pilar o imán que conecta el implante al procesador de sonido;
  • un procesador de sonido externo.

Juntas, estas piezas eluden la sección del oído que no funciona y envían vibraciones de sonido directamente a través del hueso al órgano auditivo en la cóclea.